¿Qué es la marcha nórdica?

La marcha nórdica o nordic walking se está poniendo de moda en muchos lugares de nuestra geografía. Si lo piensas, seguro que te has encontrado a más de una persona o grupo practicando en el campo, en un parque o, incluso, en la ciudad. Sin embargo, su origen se remonta a Finlandia en los años 30 cuando los esquiadores de fondo empezaron a entrenarse en verano y otoño con lo que llamaron “caminata o marcha con bastones”. Esto les ayudaba a mejorar su condición física de cara a los entrenamientos de invierno sobre la nieve.

Igual que en los años 30, la marcha nórdica hoy sigue siendo un deporte de resistencia al aire libre que consiste en caminar con la ayuda de dos bastones similares a los que se utilizan en esquí. Estos bastones están especialmente diseñados para esta actividad optimizando el esfuerzo físico que se produce con el movimiento al andar. La coordinación de brazos, hombros, espalda, piernas y cadera, aumenta la eficacia del desplazamiento y la velocidad, realizando un recorrido superior al que haríamos en condiciones normales en un paseo. Además, la marcha nórdica es una actividad física que coordina a todo el cuerpo de forma simétrica y equilibrada, convirtiéndola en un ejercicio adaptable a todo tipo de personas, edades y condición física.

¿Qué tipo de bastones son necesarios para la marcha nórdica?

Para practicar la marcha nórdica necesitamos unos bastones específicos, diferentes a los de senderismo, que suelen ser de aluminio, carbono, mezcla de carbono y fibra de vidrio o de aluminio, siendo el bastón de carbono el más ligero. A mayor porcentaje de carbono, menor será el impacto de las vibraciones en las articulaciones y en los brazos, lo que nos aportará mayor ligereza y dinamismo en nuestra caminata. Sin embargo, unos buenos bastones de aluminio resultan más económicos y pueden resultar muy útiles sobre todo si nos estamos iniciando en este deporte.

En cuanto a la empuñadura, podemos elegir varios materiales en función de la frecuencia con la que vayamos a practicar el deporte:

  • Corcho: gracias a su adherencia aumenta el confort y absorbe la transpiración de las manos. Ideal para la práctica del deporte varias veces a la semana.
  • Elastómero: material adherente que evita que resbalen las manos gracias al grip que tiene incorporado. Para práctica regular del deporte, una vez por semana.
  • Plástico: es el material más económico, aunque hay que tener en cuenta que también es deslizante. Ideal para principiantes y para la práctica del deporte una o dos veces al mes.

Las dragoneras o correas de los bastones de marcha nórdica son muchas veces lo que marcan la diferencia entre un bastón u otro. Es muy importante que tengan un paso para el pulgar y que se puedan ajustar bien a la muñeca. Esto nos ayuda a impulsarnos de forma correcta y a mantener un movimiento fluido y regular.

Aunque las dragoneras pueden ser fijas o desmontables, es muy aconsejable que se puedan desmontar fácilmente de la empuñadura para que tengamos más comodidad a la hora de coger o soltar el bastón, un movimiento muy habitual tanto en la práctica de la marcha nórdica como en los ejercicios de calentamiento y/o estiramiento después de la caminata.

Además, la función de la dragonera es muy importante, ya que asegura una transferencia óptima de la fuerza de la mano al bastón.

¿Mejor un bastón monotramo o telescópico?

Los bastones monotramo, como su nombre indica, son bastones de un solo tubo, no se pueden recoger. La ventaja de estos es que trasmiten mejor la fuerza, son más ligeros y absorben mejor las vibraciones mientras practicamos el deporte. Sin embargo, en este tipo de bastones tenemos que tener en cuenta que la longitud del bastón sea la adecuada para nosotros, en función de nuestra altura y fisionomía.

Sin embargo, los bastones telescópicos tienen otro tipo de ventajas. Para empezar, se pueden recoger y podemos llevarlos enganchados en la mochila cuando sea necesario. Otra ventaja es que, cuando nos estamos iniciando en la marcha nórdica, los bastones telescópicos nos permiten probar diferentes alturas del bastón según nuestra fisionomía y zancada. Por lo tanto, un bastón telescópico puede ser una buena opción para aquellos que se inician en marcha nórdica.

¿Te animas a practicar marcha nórdica? Si quieres más información sobre el equipamiento adecuado visita www.tukala.com

Si quieres practicar marcha nórdica en un entorno natural, te recomendamos la ruta por la dehesa boyal de Collado Villalba.

Silvia H.C.

Pin It on Pinterest

Share This